Bitacora #45

Todo empezó temprano, cuando mi vecina Norma me dejó las llaves de su departamento, para que le abriera a los técnicos de FiberTel que tenían que pasar a realizar un arreglo en la conexión. Resultó ser que uno de los técnicos de FiberTel quedó deslumbrado con mi vecina, y no paró de hablar sobre ella durante todo el tiempo que yo tuve que estar en su depto mientras hacian los arreglos. Para colmo, más que solucionar problemas, lograron que dejara de funcionar el servicio en todo el edificio, y tuvieron que venir varios supervisores, técnicos y otros empleados de FiberTel para solucionar los problemas que habían aparecido.
A las 4 de la tarde tuve que pasar por el oculista para controlar los anteojos que había hecho la semana pasada. Por suerte todo estaba bien, asi que no me demoré mucho. Cuando volví, continuaban ahí, pero llegó Norma y los técnicos estaban terminando con la misión imposible dearreglar todos los problemas que habían ocurrido ese día.
Una vez que terminaron y se fueron, me quedé tomando un par de mates con mi vecina y filosofando sobre la vida. Me pasé casi todo el día en lo de mi vecina, asi que casi se podría decir que me mudé de departamento por un día. Razz
PD: Para leer la bitácora de meses anteriores, visiten la sección archive.

Leave a Reply

Your email address will not be published.