A Ibarra se le terminó la suerte (y la cara bonita)

En un país serio esto no sería casi un sueño utópico dificil de creer…. pero en una república bananera como suele ser la Argentina, que se haya logrado votar a favor de la suspensión y posterior juicio politico de Anibal Ibarra por mal desempeño de funcionario publico (como jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires) merece automaticamente un lugar en los libros de historia del país.
No le alcanzó a Ibarra su cara bonita, sus ojos de "yo no fui", su sonrisa compravotos, sus tacticas para esquivar bultos, ni el incondicional y sistematico apoyo del gobierno nacional del presidente pingüino Kirchner. A veces el destino es implacable y la ruleta cae en el unico numero en el que Anibal no habia puesto una ficha.
Ahora comenzaran 4 meses en donde el suspendido intendente deberá probar (ya no con meros discursos) que es inocente, y si no tendrá que ser sentenciado y destituido de su cargo, al que sinceramente creo que debería haber renunciado la misma noche que por su negligente corruptela política murieron mas de 190 personas en la tragedia de la disco "Republica Cromañon".

Por primera vez en muchos años vuelvo a creer que, aun entre toda la escoria que se aferra a cargos politicos de todo tipo, puede todavia existir un grupo reducido de personas que no se han podrido y pueden actuar como dicta la razón y la justicia.

Anibal Ibarra, las deudas siempre se pagan en vida, no lo olvides.

Act est fabula.

Leave a Reply

Your email address will not be published.