De alto vuelo

Una señora española toma el avión a Nueva York con un pasaje en clase económica.
Cuando llega al avión busca su asiento y de repente se encuentra con los asientos de primera clase.
Viendo que parece que estos son mucho más grandes y confortables, decide sentarse en el primer asiento vacío que ve.
La azafata revisa su boleto y le dice a la chica que su asiento es de clase económica.

La española responde:
– Soy joven, Gallega y bonita, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York.

Frustrada, la azafata va a la cabina y le informa al Capitán del problema con la pasajera.
El Capitán envía al copiloto a hablar con la señora y le confirma que su asiento es de clase económica.
La Chica responde: – Soy joven, Gallega y bonita, y voy a sentarme aquí hasta llegar a Nueva York.

El Copiloto no quiere causar problemas por lo que se retira a la cabina para comentarle el problema al Capitán.
El Capitán le dice que su novia es Gallega y que él puede hacerse cargo del problema.
Así que va a ver a la muchacha, le susurra algo al oído. Ella imediatamente se levanta y dice:
– Muchísimas gracias -… abraza al Capitán y se va a sentar a su asiento de clase económica.

El Copiloto y la azafata, quienes estaban observando alucinados la escena corren a preguntarle al Capitán qué le había dicho a la Gallega para convencerla.
El Capitán les dice:
– Le dije que los asientos de 1ª clase no van a Nueva York.

2 thoughts on “De alto vuelo”

  1. No, no es lo mismo, por supuesto que hay diferencias entre una gallega y una ucraniana. A saber:

    En situacion similar, la ucraniana (ni lerda ni perezoza) hubiera seducido al piloto gallego, solo por conseguir casamiento y ciudadania europea. Ademas, de esa forma, hubiese obtenido completamente gratis todos los pasajes Madrid-New York que desee.

    Al margen, mi obra de teatro en un acto fue una pequeña joya, eso tendrás que reconocerlo, a pesar de que te haya dolido.

    salutes, bye bye

Leave a Reply

Your email address will not be published.